Plaza de mercadoKatherine Garzón

Mercado Villa de Leyva

La plaza de mercado de Villa de Leyva es un importante escenario social del municipio que tiene aproximadamente 10.000 m2 y está ubicada entre las calles 12 y 13 sobre la carrera 6 a tres cuadras de la Plaza mayor. El mercado de Villa de Leyva existe hace varias décadas, es una tradición en la cual los comerciantes y productores se dan cita cada sábado para vender variedad de productos agrícolas, comida y objetos en diferentes materiales de utilidad hogareña. Inicialmente estaba ubicada en la Plaza mayor, después hacia el año 1963 se traslado al parque Antonio Nariño en donde no duro mucho tiempo, finalmente se ubicó en el lugar que ocupa hoy.

En la plaza hay venta de toda clase de productos, pero más que eso hay historias, tradición y herencia. Allí se encuentran campesinos de la región que con esfuerzo llevan a Villa de Leyva, la tradición que heredaron de sus padres y abuelos, tal es el caso de Don salvador un villaleyvano que heredo la tradición de su abuela y quien desde hace más de 40 años se dedica a vender comida. En su negocio, él vende almuerzos y desayunos y aunque tiene gran variedad de opciones en su menú, el fuerte de su negocio es la venta de mute con res, una receta que ha estado en su familia y ha pasado de generación en generación.

Don salvador es el encargado de brindarle deliciosa comida a las personas de la Villa. ”El negocio de la plaza no ha generado mucho dinero y en cualquier momento ya por mi lado termina, es muy difícil que alguien de mi familia lo continúe”. Él, junto a 13 personas más, con sus puestos llenan de sabor la plaza de mercado.

Cada uno de los puestos de la plaza están ubicados bajo carpas que se montan con anticipación por los vendedores, la venta es al aire libre ya que el lugar no cuenta con una construcción cerrada. Esta enorme plaza le brinda la oportunidad de trabajo no solo a villaleyvanos, sino a personas que vienen de los alrededores como Doña Anita, una vendedora de frutas y verduras que trabaja aquí desde hace 50 años y quien decidió seguir con en el negocio de su mamá, ella viene de Sáchica y la mayoría de sus productos los trae de Tunja. ‘Cuando yo me vine a trabajar con mi señora madre, ella puso su puestico aparte y yo aparte…mi hija en ocasiones me ayuda, es un negocio familiar”

Este espacio exalta el valor del campo y del trabajo de la tierra, es un lugar que reúne tradiciones y herencias y recibe a gente que se quiere unir al negocio, así como a Doña Aurora, ella es de Villa de Leyva y hace dos años empezó a ofrecer las frutas y verduras de su propia huerta. Uchuva, mora, tomate de árbol, frijol, cubios y rubas son algunos de los productos que trae para los cientos de compradores que se acercan cada sábado a la plaza. ”A las 3 de la mañana llego para comprar lo que me falta y complementar mi mercado y así poder vender de todo”

Así como Don Salvador, Doña Anita y Doña Aurora, son muchos los vendedores que llegan a la 1 o 2 de la mañana para armar sus puestos y para comprarle a los camiones en ocasiones cuando no consiguen algún producto y así poder organizar el mercado con el que subsisten y con el que le surten de deliciosos alimentos los hogares de Villa de Leyva.